Interminable bus

image

Un consejo: hacer caso de guías y horarios y no queráis escapar del destino…
Tras salir de Atenas no sin dificultad, nos dirigimos a Delfos, un lugar que vale la pena visitar por las vistas, las ruinas (dificiles de andar), la comida y el clima.
Pero quisimos ir a Olimpia desafiando al destino (los horarios de los autobuses). Creamos una ruta propia que tras 10 horas de buses y trasbordos nos tiene aquí, en el hotel Marilyn, a pocos quilómetros de la deseada Olimpia. Mañana, yes web can!